Cuando aprovisiona una máquina virtual en un almacén de datos basado en objetos, como Virtual SAN o Virtual Volumes, debe asignarle a la máquina virtual una directiva de almacenamiento de máquina virtual adecuada que sea compatible con el almacén de datos. Esta asignación garantiza una selección óptima de los objetos de máquina virtual dentro del almacenamiento basado en objetos. Si no asigna explícitamente una directiva de almacenamiento a la máquina virtual, el sistema utiliza la directiva de almacenamiento predeterminada que está asociada con el almacén de datos. La directiva predeterminada también se usa cuando la directiva asignada no incluye reglas específicas para Virtual Volumes o Virtual SAN.

Las directivas de almacenamiento predeterminadas para Virtual SAN y Virtual Volumes pueden ser proporcionadas por VMware y definidas por el usuario. Los almacenes de datos VMFS y NFS no tienen directivas predeterminadas.