NPIV permite que un solo puerto HBA de FC registre varias WWN únicas en el tejido y cada una de ellas puede asignarse a una máquina virtual individual.

Se pueden asignar identificadores World Wide Name (WWN) a objetos SAN, como conmutadores, HBA, dispositivos de almacenamiento o máquinas virtuales. Los WWN son una identificación única para estos objetos en el tejido del canal de fibra. Cuando las máquinas virtuales tienen asignaciones de WWN, las utilizan para todo el tráfico de RDM, de forma tal que los LUN a los que apuntan cualquiera de los RDM en la máquina virtual no puedan enmascararse contra sus WWN. Cuando las máquinas virtuales no tienen asignaciones de WWN, acceden a los LUN de almacenamiento con los WWN de los HBA físicos del host. Sin embargo, al utilizar NPIV, el administrador de SAN puede supervisar y enrutar el acceso de almacenamiento por máquina virtual. En la siguiente sección se describe cómo funciona este procedimiento.

Cuando se le asigna un WWN a una máquina virtual, el archivo de configuración (.vmx) de la máquina virtual se actualiza para incluir un par de WWN, que consta de un nombre de puerto World Wide Port Name (WWPN) y un nombre de nodo World Wide Node Name (WWNN). Cuando se enciende esa máquina virtual, el VMkernel crea una instancia de puerto virtual (VPORT) en el HBA físico que se utiliza para acceder al LUN. El VPORT es un HBA virtual que aparece ante el tejido de FC como un HBA físico, es decir, tiene su propio identificador único: el par de WWN que se asignó a la máquina virtual. Cada VPORT es específico de la máquina virtual. Los VPORT se destruyen en el host y ya no aparecen en el tejido de FC cuando se apaga la máquina virtual. Cuando se migra una máquina virtual de un host a otro, el VPORT se cierra en el primer host y se abre en el host de destino.

Si NPIV está habilitado, se especifican los pares de WWN (WWPN y WWNN) para cada máquina virtual en el momento de su creación. Cuando se enciende una máquina virtual con NPIV, la máquina utiliza cada uno de estos pares de WWN en secuencia para intentar detectar una ruta de acceso al almacenamiento. La cantidad de VPORT de los que se crea una instancia equivale a la cantidad de HBA físicos presentes en el host. Se crea un VPORT en cada HBA físico donde se encuentra una ruta de acceso física. Se usa cada ruta de acceso física para determinar la ruta de acceso virtual que se utilizará para acceder al LUN. Tenga en cuenta que los HBA que no tienen reconocimiento de NPIV se omiten en este proceso de detección, ya que no pueden crearse instancias de VPORT en ellos.