La división en zonas proporciona control de acceso en la topología de la SAN. La división en zonas define qué HBA pueden conectarse a cuáles destinos. Cuando configura una SAN con la división en zonas, los dispositivos fuera de una zona no son visibles para los dispositivos dentro de la zona.

La división en zonas tiene los efectos siguientes:

  • Disminuye la cantidad de destinos y LUN que se presentan a un host.

  • Controla y aísla las rutas en un tejido.

  • Puede evitar que otros sistemas que no sean ESXi accedan a un sistema de almacenamiento en especial y que, posiblemente, destruyan los datos de VMFS.

  • Se puede usar para separar distintos entornos, por ejemplo, uno de prueba de uno de producción.

Con hosts ESXi, use una división en zonas de un solo iniciador o una división en zonas de un solo destino y un solo iniciador. La última opción es una de las divisiones en zonas preferidas. El uso de una división en zonas más restrictiva evita problemas y errores de configuración que pueden suceder en la SAN.

Para obtener instrucciones detalladas y las mejores prácticas de la división en zonas, póngase en contacto con los proveedores del conmutador o de las matrices de almacenamiento.