Planifique la configuración de los hosts en el clúster de Virtual SAN para obtener los mejores niveles de rendimiento y disponibilidad.

Memoria y CPU

Tamaño de la memoria y la CPU de los hosts en el clúster de Virtual SAN en función de las siguientes consideraciones.

Tabla 1. Dimensionar la memoria y la CPU de los hosts Virtual SAN

Compute Resource (Recurso informático)

Consideraciones

Memoria

  • Memoria por máquina virtual

  • Memoria por host en función de la cantidad esperada de máquinas virtuales

  • Al menos 32 GB de memoria para Virtual SAN completamente operativo con 5 grupos de discos por host y 7 dispositivos de capacidad por grupo de discos

Los hosts con una memoria de 512 GB o menos pueden arrancar desde un dispositivo USB, SD o SATADOM. Si la memoria del host supera los 512 GB, arranque el host desde un dispositivo de disco o SATADOM.

CPU

  • Ranuras por host

  • Núcleos por ranura

  • Cantidad de vCPU en función de la cantidad esperada de máquinas virtuales

  • Proporción entre vCPU y núcleos

  • Sobrecarga de CPU del 10 % para Virtual SAN

Redes de hosts

Proporcione más ancho de banda para el tráfico de Virtual SAN a fin de mejorar el rendimiento.

  • Si tiene planificado usar hosts con adaptadores 1 GbE, dedique adaptadores para Virtual SAN únicamente. Para las configuraciones basadas íntegramente en tecnología flash, planifique hosts que tengan adaptadores 10 GbE dedicados o compartidos.

  • Si tiene planificado usar adaptadores 10 GbE, pueden compartirse con otros tipos de tráfico para configuraciones híbridas y basadas íntegramente en tecnología flash.

  • Si un adaptador 10 GbE se comparte con otros tipos de tráfico, use vSphere Distributed Switch para el tráfico de Virtual SAN a fin de aislar el tráfico mediante Network I/O Control y VLAN.

  • Cree un grupo de adaptadores físicos para el tráfico de Virtual SAN a fin de obtener redundancia.

Varios grupos de discos

Un grupo de discos completo puede fallar si la memoria caché flash o la controladora de almacenamiento dejan de responder. Como consecuencia, Virtual SAN reconstruye todos los componentes del grupo de discos con errores en otra ubicación del clúster.

Si se utilizan varios grupos de discos, y cada uno de ellos proporciona menos capacidad, se obtienen los siguientes beneficios y desventajas:

  • Beneficios

    • El rendimiento mejora debido a que el almacén de datos tiene más memoria caché agregada y las operaciones de E/S son más rápidas.

    • El riesgo de error se extiende a varios grupos de discos y el rendimiento mejora en el caso de que se produzca un error en alguno de ellos, puesto que Virtual SAN tendrá que reconstruir menos componentes.

  • Desventajas

    • Los costes aumentan porque se necesitan dos o más dispositivos de almacenamiento en caché.

    • Se precisa más memoria para gestionar más grupos de discos.

    • Se necesitan varias controladoras de almacenamiento para reducir el riesgo de tener un único punto de error.

Bahías de unidades

A fin de facilitar las tareas de mantenimiento, considere usar hosts cuyas bahías de unidades y ranuras PCIe estén ubicadas en la parte frontal del cuerpo del servidor.

Servidores blade y almacenamiento externo

Por lo general, la capacidad de los servidores blade no escala en un almacén de datos de Virtual SAN porque cuentan con una cantidad limitada de ranuras de discos. Para ampliar la capacidad planificada de servidores blade, use gabinetes de almacenamiento externos. Para obtener información sobre los modelos compatibles de gabinetes de almacenamiento externos, consulte la Guía de compatibilidad de VMware.

Conectar e intercambiar dispositivos en caliente

Tenga en cuenta la compatibilidad con el modo de acceso directo a la controladora de almacenamiento para facilitar la conexión y la sustitución en caliente de los discos magnéticos y los dispositivos de capacidad flash en un host. Si una controladora funciona en modo RAID 0, deberá realizar pasos adicionales antes de que el host pueda detectar la unidad nueva.