Aunque Virtual SAN comparte muchas características con los arreglos de almacenamiento tradicionales, la función y el comportamiento general de Virtual SAN son diferentes. Por ejemplo, Virtual SAN solamente puede administrar y funcionar con hosts ESXi y una sola instancia de Virtual SAN puede admitir un solo clúster.

Virtual SAN y el almacenamiento tradicional también se diferencian en los siguientes aspectos clave:

  • Virtual SAN no necesita almacenamiento en red externo para almacenar archivos de máquinas virtuales en una ubicación remota, por ejemplo, en una red de canal de fibra (FC) o en una red de almacenamiento SAN.

  • Con el almacenamiento tradicional, el administrador de almacenamiento asigna anticipadamente el espacio de almacenamiento en los distintos sistemas de almacenamiento. Virtual SAN convierte de manera automática los recursos locales de almacenamiento físico de los hosts ESXi en un solo grupo de almacenamiento. Estos grupos pueden dividirse y asignarse a máquinas virtuales y aplicaciones en función de sus requisitos de calidad de servicio.

  • Virtual SAN no tiene ningún concepto de volúmenes de almacenamiento tradicionales basados en recursos compartidos de NFS o LUN.

  • Los protocolos de almacenamiento estándares, como iSCSI, FCP, etc., no se aplican a Virtual SAN.

  • Virtual SAN tiene un alto grado de integración con vSphere. A diferencia del almacenamiento tradicional, no se necesitan una consola de almacenamiento ni complementos dedicados para Virtual SAN. Puede implementar, administrar y supervisar Virtual SAN mediante vSphere Web Client.

  • No se necesita un administrador de almacenamiento dedicado para administrar Virtual SAN. En lugar de ello, un administrador de vSphere puede administrar un entorno de Virtual SAN.

  • Con el uso de Virtual SAN, se asignan directivas de almacenamiento de máquina virtual de manera automática cuando se implementan máquinas virtuales nuevas. Es posible cambiar las directivas de almacenamiento de manera dinámica según sea necesario.