Al usar Virtual SAN, puede definir requisitos de almacenamiento de máquinas virtuales, como el rendimiento y la disponibilidad, mediante una directiva. Virtual SAN garantiza que a cada máquina virtual implementada en los almacenes de datos de Virtual SAN se le asigne, al menos, una directiva de almacenamiento.

Una vez asignados, los requisitos de la directiva de almacenamiento se traspasan a la capa de Virtual SAN cuando se crea una máquina virtual. El dispositivo virtual se distribuye en el almacén de datos de Virtual SAN para cumplir con los requisitos de rendimiento y disponibilidad.

Virtual SAN utiliza proveedores de almacenamiento para suministrar información sobre el almacenamiento subyacente a vCenter Server. Esta información ayuda a tomar las decisiones adecuadas sobre la selección de máquinas virtuales y a supervisar el entorno de almacenamiento.