Puede agregar o configurar la mayoría de las propiedades de la máquina virtual durante el proceso de creación de una máquina virtual o después de crear la máquina virtual e instalar el sistema operativo invitado.

Puede configurar el hardware de la máquina virtual y cambiar casi todas las características que seleccionó cuando creó la máquina virtual. Puede ver la configuración de hardware existente y agregar o quitar hardware. Puede configurar CPU, recursos de hiperproceso de CPU, memoria y discos.

No todos los dispositivos de hardware están disponibles para todas las máquinas virtuales. El host en el que se ejecutan la máquina virtual y el sistema operativo invitado deben ser compatibles con los dispositivos que agrega o las opciones de configuración que establece.