Hay varias situaciones típicas que pueden aprovechar el uso de vSphere Fault Tolerance.

Fault Tolerance proporciona un mayor nivel de continuidad empresarial que vSphere HA. Cuando se solicita a una máquina virtual secundaria que reemplace a su máquina virtual principal, la máquina virtual secundaria asume de inmediato el control de la función de la máquina virtual principal y se mantiene la totalidad del estado de la máquina virtual. Las aplicaciones ya están en ejecución y no es necesario volver a introducir o cargar los datos almacenados en la memoria. La conmutación por error proporcionada por vSphere HA reinicia las máquinas virtuales afectadas por un error.

Este mayor nivel de continuidad, así como la protección adicional de la información del estado y de los datos, informa sobre los escenarios en los que es conveniente implementar Fault Tolerance.

  • Las aplicaciones que siempre deben estar disponibles, especialmente aquellas que tienen conexiones de clientes de larga duración que los usuarios quieren mantener durante un error de hardware.

  • Las aplicaciones personalizadas que no tienen otra forma de agrupar en clústeres.

  • Los casos donde podría proporcionarse alta disponibilidad mediante soluciones personalizadas de creación de clústeres, que son demasiado complicadas para configurar y mantener.

Otro caso de uso clave para proteger una máquina virtual con Fault Tolerance puede describirse como On-Demand Fault Tolerance. En este caso, una máquina virtual se protege adecuadamente con vSphere HA durante el funcionamiento normal. Durante ciertos períodos críticos, sería recomendable mejorar la protección de la máquina virtual. Por ejemplo, podría estar ejecutando un informe de fin de trimestre que, si se interrumpe, retrasaría la disponibilidad de información crítica. Con vSphere Fault Tolerance, puede proteger esta máquina virtual antes de ejecutar ese informe y después apagar o suspender Fault Tolerance una vez que se haya generado el informe. Puede usar On-Demand Fault Tolerance para proteger la máquina virtual durante un período de tiempo crítico y volver los recursos a la normalidad durante la operación no crítica.