Un cliente NFS integrado en ESXi utiliza el protocolo Network File System (NFS) mediante TCP/IP para acceder a un volumen NFS designado ubicado en un servidor NAS. El host ESXi puede montar el volumen y utilizarlo para sus necesidades de almacenamiento. vSphere es compatible con las versiones 3 y 4.1 del protocolo NFS.

En general, un administrador de almacenamiento crea el directorio o el volumen NFS, y este se exporta del servidor NFS. No es necesario que al volumen NFS se le dé formato con un sistema de archivos local, como VMFS. Es posible montar el volumen directamente en los hosts ESXi y usarlo para almacenar y arrancar máquinas virtuales del mismo modo en que se utilizan los almacenes de datos de VMFS.

Además de almacenar discos virtuales en almacenes de datos de NFS, se puede utilizar NFS como un repositorio central de imágenes ISO, plantillas de máquina virtual, etc. Si utiliza el almacén de datos para imágenes ISO, puede conectar el dispositivo de CD-ROM de la máquina virtual a un archivo ISO en el almacén de datos e instalar un sistema operativo invitado desde el archivo ISO.

ESXi es compatible con las siguientes capacidades de almacenamiento en la mayoría de los volúmenes NFS:

  • vMotion y Storage vMotion

  • High Availability (HA) y Distributed Resource Scheduler (DRS)

  • Fault Tolerance (FT) y Host Profiles

    Nota:

    NFS 4.1 no es compatible con Fault Tolerance heredada.

  • Imágenes ISO, que se presentan como CD-ROM a las máquinas virtuales

  • Instantáneas de la máquina virtual

  • Máquinas virtuales con discos virtuales de gran capacidad, o discos de más de 2 TB. Los discos virtuales creados en almacenes de datos de NFS son de aprovisionamiento fino de forma predeterminada, a menos que se utilice la aceleración de hardware que admite la operación Reserva de espacio. NFS 4.1 no admite la aceleración de hardware. Para obtener información, consulte Almacenamiento de vSphere.