Un clúster de máquinas virtuales en varios hosts físicos (también conocido como cluster across boxes) protege frente a errores de software y hardware en la máquina física al colocar los nodos de clúster en hosts ESXi independientes. Esta configuración requiere almacenamiento compartido en un SAN de Canal de fibra para el disco de cuórum.

En la siguiente imagen se muestra una configuración de cluster-across-boxes.

  • Dos máquinas virtuales en dos máquinas físicas distintas (hosts ESXi) ejecutan software de agrupación en clúster.

  • Las máquinas virtuales comparten una conexión de red privada para el latido privado y una conexión de red pública.

  • Cada máquina virtual se conecta a un almacenamiento compartido, que debe ser en un SAN.

Nota:

Un disco de cuórum se puede configurar con iSCSI, SAN de FC o FCoE. Un disco de cuórum debe tener un conjunto homogéneo de discos. Esto significa que si la configuración se realiza mediante SAN de FC, todos los discos en el clúster deben ser únicamente SAN de FC. No se admite el modo mixto.

Figura 1. Máquinas virtuales agrupadas en clúster en varios hosts


Agrupar máquinas virtuales en varios hosts

Nota:

Windows Server 2008 SP2 y sistemas posteriores admiten hasta cinco nodos (máquinas virtuales). Los sistemas Windows Server 2003 SP1 y SP2 admiten dos nodos (máquinas virtuales). Para conocer los sistemas operativos invitados compatibles, consulte la Tabla 4.

Esta configuración permite un ahorro considerable de costos de hardware.

Puede expandir el modelo de cluster-across-boxes y colocar varias máquinas virtuales en varias máquinas físicas. Por ejemplo, puede consolidar cuatro clústeres de dos máquinas físicas, cada uno en dos máquinas físicas con cuatro máquinas virtuales cada una.

En la siguiente imagen se muestra cómo mover clústeres de cuatro nodos desde ocho máquinas virtuales a dos.

Figura 2. Agrupar en clúster varias máquinas virtuales en varios hosts


Agrupar en clúster varias máquinas virtuales en varios hosts