Network I/O Control asigna ancho de banda para máquinas virtuales según dos modelos: asignación para todo vSphere Distributed Switch de acuerdo con los grupos de recursos de red y asignación en el adaptador físico que transmite el tráfico de una máquina virtual.

Grupos de recursos de red

Un grupo de recursos de red representa un fragmento del ancho de banda combinado que se reserva para el tráfico del sistema de máquina virtual en todos los adaptadores físicos conectados al conmutador distribuido.

Por ejemplo, si el tráfico del sistema de máquina virtual tiene 0,5 Gbps reservados en cada vínculo superior de 10 GbE en un conmutador distribuido con 10 vínculos superiores, el ancho de banda combinado total para la reserva de máquina virtual en este conmutador es de 5 Gbps. Cada grupo de recursos de red puede reservar una cuota de estos 5 Gbps de capacidad.

La cuota de ancho de banda asignada exclusivamente a un grupo de recursos de red se comparte entre los grupos de puertos distribuidos asociados con el grupo. Una máquina virtual recibe ancho de banda del grupo a través del grupo de puertos distribuidos al cual está conectada la máquina virtual.

De forma predeterminada, los grupos de puertos distribuidos del conmutador se asignan a un grupo de recursos de red predeterminado cuya cuota no se puede configurar.

Figura 1. Sumar ancho de banda para grupos de recursos de red entre los vínculos superiores de vSphere Distributed Switch


Network I/O Control versión 3 admite grupos de cuotas de ancho de banda que pueden recibir reservas de las máquinas virtuales.


Definir los requisitos de ancho de banda para una máquina virtual

Para asignar ancho de banda a una máquina virtual individual, se usa un proceso similar a la asignación de recursos de CPU y de memoria. Network I/O Control versión 3 aprovisiona ancho de banda a una máquina virtual de acuerdo con los recursos compartidos, las reservas y los límites que se definen para un adaptador de red en la configuración de hardware de la máquina virtual. La reserva representa una garantía de que el tráfico de la máquina virtual puede consumir al menos la cantidad de ancho de banda especificada. Si un adaptador físico tiene más capacidad, la máquina virtual puede usar un ancho de banda adicional según los recursos compartidos y los límites especificados.

Aprovisionar ancho de banda a una máquina virtual en el host

Para garantizar el ancho de banda, Network I/O Control implementa un motor de selección de tráfico que se activa cuando una máquina virtual tiene configurada la reserva de ancho de banda. Este conmutador distribuido intenta enviar el tráfico de un adaptador de red de máquina virtual al adaptador físico que pueda suministrar el ancho de banda necesario y se encuentre dentro de la directiva de formación de equipos activa.

La reserva de ancho de banda total de las máquinas virtuales en un host no puede superar el ancho de banda reservado que se configuró para el tráfico del sistema de máquina virtual.

El límite y la reserva reales también dependen de la directiva de catalogación de tráfico del grupo de puertos distribuidos al cual está conectado el adaptador. Por ejemplo, si un adaptador de máquina virtual requiere un límite de 200 Mbps, y el ancho de banda promedio configurado en la directiva de catalogación de tráfico es de 100 Mbps, el límite efectivo es de 100 Mbps.

Figura 2. Configuración de la asignación de ancho de banda para máquinas virtuales individuales


La reserva de ancho de banda para una máquina virtual en Network I/O Control se garantiza según la reserva de tráfico del sistema de máquina virtual del adaptador físico que envía el tráfico desde la máquina virtual.