vSphere 5.0 y las versiones posteriores admiten la exposición de la topología NUMA virtual a sistemas operativos invitados, lo cual mejora el rendimiento al facilitar la optimización de NUMA a aplicaciones y sistemas operativos invitados.

La topología NUMA virtual está disponible para las máquinas virtuales con hardware versión 8 y se habilita de forma predeterminada cuando la cantidad de CPU virtuales es mayor de 8. También se puede influenciar manualmente la topología NUMA virtual con las opciones avanzadas de configuración.

La primera vez que se enciende una máquina virtual que tiene habilitado NUMA virtual, la topología NUMA virtual se basa en la topología NUMA del host físico subyacente. Cuando se inicia la topología NUMA virtual de las máquinas virtuales no cambia a menos que la cantidad de vCPU de esa máquina virtual cambie.

La topología NUMA virtual no considera la memoria configurada a una máquina virtual. La topología NUMA virtual no está influenciada por la cantidad de sockets virtuales ni por la cantidad de núcleos por socket para una máquina virtual.

Si la topología NUMA virtual se debe anular, consulte Controles de NUMA virtuales.

Nota:

Al habilitar la adición de CPU en caliente, se deshabilitará NUMA virtual. Consulte https://kb.vmware.com/kb/2040375.