Antes de utilizar la afinidad de CPU, quizá le convenga tener en cuenta ciertos problemas.

Entre los potenciales problemas con la afinidad de CPU se encuentran los siguientes:

  • En el caso de los sistemas multiprocesador, los sistemas ESXi realizan un equilibrio de carga automático. Evite la especificación manual de afinidad de máquina virtual para mejorar la capacidad del programador de equilibrar la carga entre procesadores.

  • La afinidad puede interferir con la capacidad del host ESXi para cumplir las reservas y los recursos compartidos especificados para una máquina virtual.

  • Debido a que el control de admisión de CPU no considera la afinidad, una máquina virtual con configuración de afinidad manual no siempre recibe su reserva completa.

    Las máquinas virtuales que no poseen una configuración de afinidad manual no se ven afectadas de manera negativa por las máquinas virtuales que sí la poseen.

  • Cuando mueve una máquina virtual de un host a otro, es posible que ya no se aplique la afinidad, ya que el host nuevo puede tener una cantidad diferente de procesadores.

  • Es posible que el programador NUMA no pueda administrar a través de la afinidad una máquina virtual que ya tenga asignados determinados procesadores.

  • La afinidad puede afectar la capacidad del host para programar máquinas virtuales en procesadores de varios núcleos o con hiperproceso para aprovechar al máximo los recursos compartidos en esos procesadores.