La característica vSphere Distributed Power Management (DPM) permite que un clúster de DRS reduzca su consumo de energía al encender y apagar los hosts según la utilización de recursos del clúster.

vSphere DPM supervisa los recursos de memoria y CPU en la demanda acumulativa de todas las máquinas virtuales del clúster y los compara con la capacidad total de recursos disponible de todos los hosts del clúster. Si encuentra suficiente capacidad excedente, vSphere DPM coloca uno o más hosts en el modo de espera y los apaga después de migrar las máquinas virtuales a otros hosts. Por el contrario, cuando considera que no hay suficiente capacidad, DRS saca los hosts del modo de espera (los enciende) y utiliza vMotion para migrar máquinas virtuales a ellos. Cuando realiza estos cálculos, vSphere DPM tiene en cuenta no solo la demanda actual, sino también las reservas de recursos de las máquinas virtuales especificadas por el usuario.

Si habilita Métricas proyectadas al crear un clúster de DRS, DPM emitirá propuestas con anticipación según la ventana de previsión sucesiva que seleccione.

Nota:

Los hosts ESXi no pueden sacarse del modo de espera automáticamente a menos que se estén ejecutando en un clúster administrado por vCenter Server.

vSphere DPM puede utilizar uno de los tres protocolos de administración de energía para quitar a un host del modo de espera: Interfaz de administración de plataforma inteligente (IPMI), Hewlett-Packard Integrated Lights-Out (iLO) o Wake-On-LAN (WOL). Cada protocolo precisa su propia configuración y compatibilidad de hardware. Si un host no es compatible con alguno de estos protocolos, vSphere DPM no puede ponerlo en modo de espera. Si un host es compatible con varios protocolos, se utilizan en el siguiente orden: IPMI, iLO, WOL.

Nota:

No desconecte un host que está en modo de espera ni lo quite del clúster de DRS sin primero encenderlo; de lo contrario, vCenter Server no podrá volver a encender el host.