La máquina virtual es, en muchos aspectos, el equivalente a un servidor físico. Implemente las mismas medidas de seguridad en las máquinas virtuales que las que implementa en los sistemas físicos.

Siga estas prácticas recomendadas para proteger la máquina virtual:

Revisiones y otros tipos de protección

Mantenga todas las medidas de seguridad actualizadas, incluidas las revisiones adecuadas. Es fundamental realizar un seguimiento de las actualizaciones para las máquinas virtuales inactivas que están apagadas, ya que podrían pasarse por alto. Por ejemplo, asegúrese de que el software antivirus, el software antispyware, la detección de intrusos y otros tipos de protección estén habilitados para cada máquina virtual de la infraestructura virtual. También debe asegurarse de que tiene suficiente espacio para los registros de las máquinas virtuales.

Análisis antivirus

Debido a que las máquinas virtuales alojan un sistema operativo estándar, se deben proteger contra virus con un software antivirus. Según cómo utilice la máquina virtual, es posible que también sea necesario instalar un firewall de software.

Escalone la programación de análisis de virus, particularmente en las implementaciones que tengan gran cantidad de máquinas virtuales. El rendimiento de los sistemas en el entorno disminuye notablemente si examina todas las máquinas virtuales a la vez. Como los firewalls de software y los software antivirus pueden tener un gran consumo de la capacidad de virtualización, equilibre el uso de estas dos medidas de seguridad según el rendimiento de las máquinas virtuales, en especial si sabe que las máquinas virtuales están en un entorno de plena confianza.

Puertos serie

Los puertos serie son interfaces para conectar periféricos con la máquina virtual. Se utilizan a menudo en sistemas físicos para proporcionar una conexión directa y de bajo nivel con la consola de un servidor. El puerto serie virtual permite el mismo acceso a una máquina virtual. Los puertos serie permiten el acceso de bajo nivel, que por lo general no tiene un control estricto como el registro o los privilegios.