En este ejemplo, se muestra cómo los permisos que se asignan a un objeto secundario pueden anular los permisos que se asignan a un objeto primario. Este comportamiento de anulación se puede utilizar para restringir el acceso de los usuarios a áreas específicas del inventario.

En este ejemplo, los permisos están definidos en dos objetos diferentes de dos grupos distintos.

  • La Función 1 permite encender las máquinas virtuales.

  • La Función 2 puede crear instantáneas de las máquinas virtuales.

  • Se asigna la Función 1 al Grupo A en la carpeta de máquina virtual; se otorga el permiso para la propagación a objetos secundarios.

  • Se asigna la Función 2 al Grupo B en la máquina virtual B.

El Usuario 1, que pertenece a los grupos A y B, inicia sesión. Ya que la Función 2 se asigna en un nivel inferior de la jerarquía que la Función 1, la Función 1 se anula en la máquina virtual B. De esta forma, el Usuario 1 puede encender la máquina virtual A, pero no puede crear instantáneas. El Usuario 1 puede crear instantáneas de la máquina virtual B, pero no puede encenderla.

Figura 1. Ejemplo 2: permisos secundarios que anulan permisos primarios
En este ejemplo, se ilustran los permisos secundarios que anulan permisos primarios.