Al utilizar ESXi con una SAN, se deben seguir instrucciones específicas para evitar problemas en la SAN.

Tenga en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Coloque un solo almacén de datos de VMFS en cada LUN.

  • No cambie la directiva de rutas de acceso que el sistema establece a menos que comprenda las consecuencias de realizar esa modificación.

  • Documente todo. Incluya información sobre configuración, control de acceso, almacenamiento, conmutador, configuración de servidor y HBA iSCSI, versiones de software y firmware, y planificación del cableado de almacenamiento.

  • Planificación en caso de errores:

    • Haga varias copias de los mapas de topología. Para cada elemento, tenga en cuenta lo que sucede con la SAN si el elemento presenta errores.

    • Verifique diferentes vínculos, conmutadores, HBA y otros elementos para asegurarse de no haber omitido ningún punto de error crítico en el diseño.

  • Compruebe que los HBA iSCSI estén instalados en las ranuras correctas en el host ESXi, según la velocidad de bus y ranura. Equilibre la carga del bus PCI entre los buses disponibles del servidor.

  • Familiarícese con los distintos puntos de supervisión en la red de almacenamiento, en todos los puntos de visibilidad, incluidos los gráficos de rendimiento de ESXi, las estadísticas del conmutador Ethernet y las estadísticas de rendimiento del almacenamiento.

  • Cambie los identificadores de LUN solo cuando no haya máquinas virtuales en ejecución en los almacenes de datos de VMFS implementados en los LUN. Si cambia el identificador, las máquinas virtuales que se ejecutan en el almacén de datos de VMFS fallarán.

    Después de cambiar el identificador del LUN, debe volver a examinar el almacenamiento para restablecer el identificador en el host. Para obtener información sobre cómo volver a examinar, consulte Operaciones para volver a examinar el almacenamiento.

  • Si cambia el nombre de iSCSI predeterminado del adaptador de iSCSI, asegúrese de que el nombre que introduzca sea universalmente único y que tenga el formato correcto. Para evitar problemas de acceso al almacenamiento, jamás asigne el mismo nombre iSCSI a los diferentes adaptadores, ni siquiera en hosts diferentes.