El modo EVC de una máquina virtual define las características de la CPU a las que puede acceder la máquina virtual. Este modo se determina cuando se enciende la máquina virtual en un clúster habilitado para EVC.

Por qué y cuándo se efectúa esta tarea

Cuando se enciende una máquina virtual, esta determina el modo EVC del clúster donde se está ejecutando. Si posteriormente se activa el modo EVC del clúster, la máquina virtual no cambia su modo EVC hasta que se apaga y se vuelve a encender. Esto significa que la máquina virtual no utiliza las características de CPU que expone el nuevo modo EVC del clúster hasta que se la apaga y se la vuelve a encender.

Por ejemplo, pensemos en un clúster que contiene hosts con procesadores Intel Xeon 45 nm Core 2 configurados en el modo EVC de Intel Merom Generation (Xeon Core 2). Una máquina virtual que se enciende en este clúster se ejecuta en el modo EVC de Intel Merom Generation (Xeon Core 2). Si el modo EVC del clúster asciende al modo de Intel Penryn Generation (Xeon 45nm Core 2), la máquina virtual permanece en el modo EVC de Intel Merom Generation (Xeon Core 2) más bajo. Para utilizar cualquiera de las características expuestas por el modo EVC de clúster más alto, como la SSE4.1, se debe apagar la máquina virtual y volver a encenderla.

Procedimiento

  1. Seleccione un clúster o un host en el inventario.
  2. Haga clic en la pestaña Máquinas virtuales.
  3. Si la columna Modo EVC no aparece, haga clic con el botón derecho en el título de cualquier columna, seleccione Mostrar/Ocultar columnas y seleccione Modo EVC.

    Los modos EVC de todas las máquinas virtuales suspendidas o en ejecución aparecen en la columna Modo EVC. Las máquinas virtuales apagadas y las que no están en los clústeres EVC muestran el valor No disponible en el modo EVC.