VMware proporciona varios métodos para aprovisionar máquinas virtuales de vSphere. El método óptimo para cada entorno depende de ciertos factores, como el tamaño y tipo de infraestructura, y los objetivos que se desean lograr.

Cree una sola máquina virtual si no hay otras máquinas virtuales en el entorno que tengan los requisitos que está buscando, como un sistema operativo o una configuración de hardware en particular. Por ejemplo, es posible que necesite una máquina virtual que esté configurada solo para fines de pruebas. También puede crear una sola máquina virtual e instalar un sistema operativo en ella y, a continuación, usar esa máquina virtual como plantilla desde la cual clonar otras máquinas virtuales. Consulte Crear una máquina virtual sin una plantilla o un clon.

Implemente y exporte máquinas virtuales, dispositivos virtuales y vApps almacenadas en formato de virtualización abierto (OVF) para utilizar una máquina virtual preconfigurada. Un dispositivo virtual es una máquina virtual que comúnmente tiene un sistema operativo y otro software instalado. Puede implementar máquinas virtuales desde sistemas de archivo locales, como discos locales (por ejemplo, C:), medios extraíbles (por ejemplo, CD o discos de almacenamiento USB) y unidades de red compartidas. Consulte Implementar plantillas de OVF y de OVA.

Cree una plantilla desde la cual implementar varias máquinas virtuales. Una plantilla es una copia maestra de una máquina virtual que se puede usar para crear y aprovisionar máquinas virtuales. Use plantillas para ahorrar tiempo. Si tiene una máquina virtual que clona con frecuencia, convierta esa máquina virtual en una plantilla. Consulte Implementación de una máquina virtual desde una plantilla.

La clonación de una máquina virtual puede ahorrar tiempo si va a implementar muchas máquinas virtuales similares. Puede crear, configurar e instalar software en una sola máquina virtual. Puede clonarla varias veces, en lugar de tener que crear y configurar cada máquina virtual de forma individual. Consulte Clonar una máquina virtual.

Al clonar una máquina virtual para convertirla en plantilla se mantiene una copia maestra de la máquina virtual, de manera que se pueden crear plantillas adicionales. Por ejemplo, puede crear una plantilla, modificar la máquina virtual original mediante la instalación de software adicional en el sistema operativo invitado y, a continuación, crear otra plantilla. Consulte Clonar una máquina virtual en una plantilla en vSphere Web Client.