La máquina de Windows física o virtual que aloja los componentes de IaaS debe cumplir los requisitos de configuración de la base de datos de IaaS, los componentes del servidor de IaaS, el IaaS Manager Service y los Distributed Execution Manager.

Como práctica recomendada, todos los servidores deben estar en el mismo dominio.

El asistente para la instalación ejecuta el vRealize Automation en todos los servidores de Windows antes de iniciar el proceso de instalación para asegurarse de que los servidores cumplan las configuraciones necesarias.