Con la infraestructura como servicio (IaaS), puede crear modelos de servidores y escritorios y aprovisionarlos rápidamente en infraestructuras virtuales y físicas, privadas y públicas, o de nube híbridas.

El modelado se logra creando un blueprint de máquina, que es una especificación de una máquina. Los blueprints se publican como elementos del catálogo en el catálogo de servicios habitual y están disponibles para su reutilización como componentes dentro de blueprints de aplicación. Cuando un usuario autorizado solicita una máquina basada en uno de estos blueprints, IaaS aprovisiona la máquina.

Con IaaS, puede administrar el ciclo de vida de la máquina desde una solicitud de usuario y aprobación administrativa hasta la desinstalación y la recuperación de recursos. Las características de configuración y extensibilidad integradas también hacen que IaaS sea un medio altamente flexible de personalizar las configuraciones de las máquinas y de integrar el aprovisionamiento y la administración de las máquinas con otros sistemas fundamentales para la empresa, como los equilibradores de carga, las bases de datos de administración de configuración (CMDB), los sistemas de tickets, los sistemas de administración de direcciones IP o los servidores de Sistema de nombres de dominio (DNS).