Las políticas de aprobación se utilizan para decidir si un usuario del catálogo de servicios necesita aprobación de algún miembro de la organización para aprovisionar elementos en su entorno.

Los administradores de tenants o los administradores de aprobaciones pueden crear políticas de aprobación. Las políticas pueden ser anteriores o posteriores al aprovisionamiento. Si se configura una aprobación previa, la solicitud deberá aprobarse antes de aprovisionarse. Si se trata de una aprobación posterior, la solicitud deberá aprobarse antes de liberar el elemento aprovisionado para el usuario solicitante.

Las políticas se aplican a los elementos de una autorización. Puede aplicarlas a servicios, elementos del catálogo, componentes de elementos del catálogo o acciones que requieran la aprobación o el rechazo por parte de un aprobador de la solicitud de aprovisionamiento.

Si un usuario del catálogo de servicios solicita un elemento que incluye una o varias políticas de aprobación, se enviará la solicitud de aprobación a los aprobadores. Si se aprueba, la solicitud seguirá su curso. Si se rechaza, la solicitud se cancelará y el usuario del catálogo de servicios recibirá una notificación al respecto.