Los usuarios pueden buscar en el catálogo de servicios los elementos del catálogo que estén autorizados para solicitar.

Algunos elementos del catálogo resultan en el aprovisionamiento de un elemento que el usuario puede administrar durante su ciclo de vida. Por ejemplo, un desarrollador de aplicaciones puede solicitar el almacenamiento como servicio, y después añade capacidad, solicita copias de seguridad y restaura copias de seguridad anteriores.

Otros elementos del catálogo no resultan en el aprovisionamiento de elementos. Por ejemplo, un usuario de teléfono móvil puede enviar una solicitud para obtener minutos adicionales en un plan de telefonía móvil. La solicitud inicia un flujo de trabajo que añade minutos al plan. El usuario puede llevar el seguimiento de la solicitud a medida que progresa, pero no puede administrar los minutos una vez que se han añadido.

Algunos elementos del catálogo están disponibles solo en un grupo empresarial específico, mientras que otros elementos del catálogo se comparten entre grupos empresariales del mismo tenant.