Un servicio es un grupo de elementos de catálogo que quiere que se incluya en el catálogo de servicios. Puede autorizar el servicio, de modo que los usuarios de un grupo empresarial estén autorizados a usar todos los elementos del catálogo asociados. Además, puede aplicar una política de aprobación para el servicio.

Un servicio funciona como un grupo dinámico de elementos de catálogo. Si autoriza un servicio, todos los elementos del catálogo asociados a dicho servicio estarán disponibles en el catálogo de servicios para los usuarios especificados y, de igual modo, los elementos de catálogo que añada a un servicio o quite de este influirán en el catálogo de servicios.

Cuando cree el servicio, puede usarlo como una categoría de servicio y, así, acumular ofertas de servicio para los usuarios del catálogo de servicios. Por ejemplo, un servicio de escritorio de Windows que englobe elementos de catálogo de los sistemas operativos Windows 7, 8 y 10, o un servicio de Linux que incluya elementos de los sistemas operativos CentOS y RHEL.