Se pueden crear políticas de reserva de almacenamiento para agrupar los almacenes de datos con características parecidas, como la velocidad o el precio. Tras crear la política de reserva de almacenamiento, hay que rellenarla con almacenes de datos para que se pueda usar en un blueprint.