El administrador instala un conjunto completo de componentes de infraestructura (IaaS) en una máquina con Windows (física o virtual). Para realizar este tipo de tareas se necesitan derechos de administrador.

Con una instalación mínima se instalan todos los componentes en el mismo servidor de Windows, salvo la base de datos SQL, que se puede instalar en un servidor aparte.