vRealize Automation se puede instalar de forma que solo admita entornos mínimos de validación técnica, o bien en configuraciones empresariales distribuidas de distintos tamaños capaces de asimilar cargas de trabajo de producción. La instalación puede ser interactiva o silenciosa.

Tras la instalación, para empezar a utilizar vRealize Automation hay que personalizar la configuración de los tenants, lo que proporciona a los usuarios acceso al aprovisionamiento de autoservicio y a la administración de ciclo de vida de los servicios de nube.