El aprovisionamiento o la desinstalación de una nueva máquina, en especial para los sistemas fundamentales para la misión, suele requerir interactuar con una serie de sistemas de administración diferentes, incluidos los servidores DNS, los equilibradores de carga, CMDB, la administración de direcciones IP y otros sistemas.

Los administradores pueden insertar lógica personalizada (conocida como flujos de trabajo) en varias fases del ciclo de vida de IaaS predeterminadas. Estos flujos de trabajo de IaaS pueden llamar a vRealize Orchestrator para la integración bidireccional con sistemas de administración externos.