Al desinstalar o volver a instalar un agente de Endpoint Operations Management, se ven afectados varios elementos, incluidos las métricas existentes que el agente ha recopilado y el token de identificación que permite que un agente reinstalado notifique acerca de los objetos detectados anteriormente en el servidor. Para garantizar que se mantiene la continuidad de los datos, es importante que sea consciente de las implicaciones de la desinstalación y reinstalación de un agente.

Hay dos ubicaciones clave relacionadas con el agente que se mantienen cuando desinstala un agente. Antes de volver a instalar el agente, debe decidir si retener o eliminar los archivos.

  • La carpeta /data se crea durante la instalación del agente. Esta contiene el almacén de claves, a menos que haya elegido una ubicación diferente, y otros datos relacionados con el agente instalado actualmente.

  • El archivo de token de la plataforma epops-token se crea antes del registro del agente y se almacena en las siguientes ubicaciones:

    • Linux: /etc/vmware/epops-token

    • Windows: %PROGRAMDATA%/VMware/EP Ops Agent/epops-token

Al desinstalar un agente, debe eliminar la carpeta /data. Esto no afecta a la continuidad de los datos.

Sin embargo, para permitir la continuidad de los datos es importante que no elimine el archivo epops-token. Este archivo contiene el token de identidad del objeto de la plataforma. A continuación de la reinstalación del agente, el token permite al agente sincronizarse con los objetos detectados anteriormente en el servidor.

Al reinstalar el agente, el sistema le avisa si encuentra un token existente y le proporciona su identificador. Si encuentra un token, el sistema lo utiliza. Si no encuentra un token, el sistema crea uno nuevo. En caso de que se produzca un error, el sistema le indica que proporcione la ubicación y el nombre de archivo del archivo de token existente o una ubicación y un nombre de archivo para el nuevo.

El método que utilice para desinstalar un agente depende de cómo se instaló.