La seguridad de cifrado que se utiliza durante una sesión TLS viene determinada por la clave de cifrado negociada entre el servidor y el navegador. Para garantizar que solo se seleccionan claves de cifrado seguras, debe modificar el servidor para desactivar el uso de claves de cifrado no seguras. Además, debe configurar las claves de cifrado en un orden adecuado. Debe configurar el servidor para que admita solo claves de cifrado seguras, y debe utilizar claves con una longitud suficiente.