Para facilitar el desarrollo y el uso del flujo de trabajo, puede seguir ciertas recomendaciones.

Iniciar el desarrollo de los flujos de trabajo como bloques de creación

Un bloque de creación puede ser un flujo de trabajo sencillo que requiere unos cuantos parámetros de entrada y devuelve una salida simple. Si tiene un conjunto amplio de bloques de creación, puede crear flujos de trabajo de alto nivel fácilmente, y ofrecer mejores herramientas para componer flujos de trabajo complejos.

Crear flujos de trabajo de nivel más alto basados en componentes menores

Si tiene que desarrollar un flujo de trabajo complejo con varias entradas y pasos internos, puede dividirlo en acciones y flujos de trabajo con bloques de creación menores y más simples.

Crear acciones siempre que sea posible

Puede crear acciones para tener más flexibilidad al desarrollar flujos de trabajo.

  • Para crear fácilmente parámetros u objetos complejos para métodos de creación de scripts

  • Para evitar repetir constantemente elementos comunes de código

  • Para realizar validaciones de interfaz de usuario

Los flujos de trabajo deberían invocar acciones siempre que sea posible

Las acciones pueden invocarse directamente como nodos dentro del esquema de flujo de trabajo. Esto puede contribuir a un esquema de flujo de trabajo más simple, al no haber necesidad de añadir bloques de código de script para invocar una sola acción.

Rellenar la información prevista

Proporcione información para cada elemento de un flujo de trabajo o una acción.

  • Proporcione una descripción del flujo de trabajo o la acción.

  • Proporcione una descripción de los parámetros de entrada.

  • Proporcione una descripción de las salidas.

  • Proporcione una descripción de los atributos para los flujos de trabajo.

Mantener actualizada la información de versión

Al crear versiones de complementos, añada comentarios relevantes con datos como actualizaciones importantes aplicadas al complemento, detalles de implementaciones, etc.