Mediante el uso de complementos, es posible integrar bibliotecas o utilidades generales como XML o SSH, así como sistemas completos como vCloud Director, con Orchestrator. Según la tecnología que se integre con Orchestrator, los módulos se pueden categorizar como complementos para los servicios, o bien como complementos generales o complementos para sistemas.