Los complementos para servicios o complementos de propósito general ofrecen funciones que pueden considerarse como un servicio dentro de Orchestrator.

Figura 1. Arquitectura de complementos para servicios


Complementos para servicios

Los complementos para servicios exponen a Orchestrator utilidades o bibliotecas genéricas tales como XML, SSH o SOAP. Por ejemplo, estos complementos disponibles en Orchestrator son complementos para servicios:

Complemento de JDBC

Le permite usar cualquier base de datos dentro de un flujo de trabajo.

Complemento de correo

Le permite enviar correo electrónico dentro de un flujo de trabajo.

Complemento de SSH

Le permite abrir conexiones SSH y ejecutar comandos dentro de un flujo de trabajo.

Complemento de XML

Le permite administrar documentos XML dentro de un flujo de trabajo.

Los complementos para servicios tienen estas características:

Complejidad

Los complementos para servicios tienen niveles de complejidad bajos o intermedios. Los complementos para servicios exponen una biblioteca específica, o parte de una, dentro de Orchestrator para proporcionar funciones concretas. Por ejemplo, el complemento de XML añade una implementación de analizador de modelo de objetos de documento (DOM) XML a la API de JavaScript de Orchestrator.

Tamaño

Los complementos para servicios suelen ser relativamente pequeños. Requieren el mismo conjunto de clases básico que los demás complementos, y también necesitan otras clases que ofrezcan nuevos objetos de creación de scripts para añadir funciones nuevas.

Inventario

Los complementos para servicios requieren un inventario de objetos pequeño o puede que no lo necesiten en absoluto. Los complementos para servicios tienen un modelo de objetos pequeño y genérico, que no necesitan mostrar dentro del inventario de Orchestrator.