El complemento Active Directory contiene una serie de flujos de trabajo estándar que abarcan las funciones de LDAP más habituales. Los flujos de trabajo se pueden utilizar como bloques de creación para generar soluciones personalizadas complejas. Mediante la combinación de flujos de trabajo estándar, puede automatizar procesos de varios pasos en el entorno de Active Directory.