Los flujos de trabajo reciben parámetros de entrada y generan parámetros de salida cuando se ejecutan.

Parámetros de entrada

La mayoría de los flujos de trabajo requieren un determinado conjunto de parámetros de entrada para ejecutarse. Un parámetro de entrada es un argumento que el flujo de trabajo procesa cuando se ejecuta. El usuario, la aplicación, otro flujo de trabajo o una acción pasan los parámetros de entrada a otro flujo de trabajo para que los procesen cuando se ejecute.

Por ejemplo, si un flujo de trabajo restablece una máquina virtual, el flujo de trabajo requiere el nombre de la máquina virtual como parámetro de entrada.

Parámetros de salida

Los parámetros de salida de un flujo de trabajo representan el resultado de la ejecución del flujo de trabajo. Los parámetros de salida pueden cambiar cuando se ejecuta un flujo de trabajo o un elemento del flujo de trabajo. Durante la ejecución de un flujo de trabajo, el flujo de trabajo puede recibir los parámetros de salida de otros flujos de trabajo como parámetros de entrada.

Por ejemplo, si un flujo de trabajo crea una snapshot de una máquina virtual, el parámetro de salida para el flujo de trabajo es la snapshot resultante.