El entorno en el que ejecuta el dispositivo virtual de vSphere Replication debe cumplir con ciertos requisitos de hardware.

vSphere Replication se distribuye como un dispositivo virtual de 64 bits empaquetado con formato de .ovf. Está configurado para usar una CPU de doble núcleo, con un disco duro de 16 GB y otro de 2 GB, así como 4 GB de RAM. Los servidores de vSphere Replication adicionales requieren 716 MB de RAM.

Debe implementar el dispositivo virtual en un entorno de vCenter Server mediante el asistente de implementación de OVF en un host ESXi.

vSphere Replication consume muy pocos recursos de CPU y de memoria en el host ESXi de origen y en el sistema operativo invitado de la máquina virtual replicada.

Nota:

vSphere Replication se puede implementar con direcciones IPv4 o IPv6. Sin embargo, no se admite la combinación de direcciones IP, es decir, tener una dirección IPv4 y una IPv6 en un mismo dispositivo. Para registrarse como una extensión, vSphere Replication depende de la propiedad VirtualCenter.FQDN de vCenter Server. Cuando se usa una dirección IPv6 para vSphere Replication, la propiedad VirtualCenter.FQDN debe establecerse en un nombre de dominio completo que se pueda resolver en una dirección IPv6 o en una dirección literal. Cuando funciona con una dirección IPv6, vSphere Replication requiere que todos los componentes del entorno, como vCenter Server y los hosts de ESXi sean accesibles mediante la dirección IPv6.