Con vSphere Replication, puede replicar máquinas virtuales desde un sitio de origen a un sitio de destino.

Puede establecer un objetivo de punto de recuperación (RPO) a un intervalo de tiempo específico en función de sus necesidades de protección de datos. vSphere Replication aplica todos los cambios realizados en máquinas virtuales configuradas para la replicación en el sitio de origen a sus réplicas en el sitio de destino. Este proceso se repite periódicamente para garantizar que las réplicas en el sitio de destino no sean más antiguas que el intervalo de RPO que ha establecido. Consulte Impacto del objetivo de punto de recuperación en la programación de replicaciones.

Para replicar una máquina virtual mediante vSphere Replication, debe implementar el dispositivo de vSphere Replication en los sitios de origen y de destino. Una infraestructura de vSphere Replication requiere un dispositivo de vSphere Replication en cada sitio.

Los sitios de origen y de destino deben estar conectados para que pueda configurar replicaciones. No puede realizar replicaciones si uno de los sitios tiene el estado Problema de conexión. Consulte Estados de conexión del sitio mostrados en vSphere Web Client. Si los sitios aparecen en el estado No autenticado, las replicaciones programadas continúan de la forma habitual, pero no podrá administrar las replicaciones. Consulte Los sitios de vSphere Replication aparecen en el estado No autenticado.

vSphere Replication no admite la recuperación de varias máquinas virtuales del mismo flujo de trabajo. Cada flujo de trabajo de recuperación es para una máquina virtual individual.

Puede configurar replicaciones para máquinas virtuales que estén apagadas, pero la sincronización de datos comienza cuando la máquina virtual se enciende. Mientras la máquina virtual de origen está apagada, la replicación aparece con el estado No activo.

No puede usar vSphere Replication para replicar plantillas de máquinas virtuales.