Puede configurar replicaciones desde entornos de vSphere hacia la nube para una sola máquina virtual o para varias máquinas virtuales.

Para replicar máquinas virtuales hacia la nube, debe implementar el dispositivo vSphere Replication 5.8 en el sitio de origen y el proveedor de servicios en la nube debe habilitar las replicaciones hacia la nube en la organización de nube.

Para poder configurar las replicaciones, los sitios de origen y destino deben estar conectados. Aunque puedan crearse conexiones con la nube mientras se configuran las replicaciones, se recomienda hacerlo antes de iniciar el asistente Configurar una replicación. Consulte Conectarse con un sitio de proveedor de servicios en la nube.

Para evitar copiar grandes volúmenes de datos entre el sitio de origen y la nube mediante una conexión de red, es posible crear propagaciones de replicaciones en el sitio de destino y configurar tareas de replicación para usarlas. Consulte Usar propagaciones de replicaciones para las replicaciones hacia la nube.

Para cada tarea de replicación, puede configurar un objetivo de punto de recuperación (RPO) a un determinado intervalo de tiempo, en función de las necesidades de protección de datos. vSphere Replication aplica en las réplicas del sitio de destino todos los cambios que se realizan en las máquinas virtuales de origen de replicación. Ese proceso volverá a ejecutarse en el intervalo de RPO que haya configurado.

Podrá configurar replicaciones para las máquinas virtuales apagadas, pero la sincronización de datos se iniciará cuando se enciendan las máquinas virtuales. Cuando está apagada la máquina virtual de origen, el estado de la replicación es Inactivo.

No puede usar vSphere Replication para replicar plantillas de máquinas virtuales.