Cuando configura una replicación, puede habilitar la retención de hasta 24 instancias de réplica de máquina virtual a partir de varios momentos específicos (MPIT).

Por ejemplo, puede configurar la retención de 3 instancias por día durante los últimos 5 días.

Después de recuperar una máquina virtual replicada, las replicaciones guardadas aparecen como snapshots de la máquina virtual en vSphere Web Client. La lista de snapshots incluye las instancias retenidas en función de la directiva de retención que estableció y la instancia más reciente. Según el ejemplo anterior, el listado contendrá 15 snapshots y la instancia de la máquina virtual que se guardó más recientemente, es decir, un total de 16 snapshots. Puede usar las snapshots para revertir a un estado anterior de la máquina virtual recuperada.

Los administradores no pueden configurar el momento exacto en el que se crean las instancias de replicación porque la directiva de retención no está directamente relacionada a la programación de réplica y el RPO. Debido a esto, es posible que las replicaciones con la misma directiva de retención no generen réplicas retenidas el mismo momento.

RPO sin directiva de retención

De manera predeterminada, vSphere Replication está configurado en un RPO de 4 horas. Esto significa que la última instancia de replicación disponible nunca puede reflejar un estado de la máquina virtual de más de 4 horas. Puede ajustar el intervalo de RPO cuando configura o reconfigura una replicación.

Cuando la antigüedad de la instancia de replicación más reciente se aproxima al intervalo de RPO, vSphere Replication inicia una operación de sincronización para crear una nueva instancia en el sitio de destino. La instancia de replicación refleja el estado de la máquina virtual en el momento que se inicia la sincronización. Si no se configura una directiva de retención, la instancia anterior caduca y el servidor de vSphere Replication la elimina cuando se crea la nueva instancia.

Combinación entre el RPO y la directiva de retención

Para guardar algunas instancias de replicación que se crearon durante las sincronizaciones de RPO, puede configurar vSphere Replication para que guarde hasta 24 instancias por replicación. Las instancias exactas que guarda vSphere Replication se determinan mediante un algoritmo específico. Gracias a este algoritmo, el servidor de vSphere Replication intenta hacer coincidir cada instancia con una ranura en la directiva de retención. Las instancias que no combinan con ninguna ranura caducan y se eliminan. Si una ranura contiene más de una instancia, las instancias que no combinan con el criterio de retención también se eliminan. vSphere Replication siempre guarda la última instancia creada y no se tiene en cuenta cuando se determina el número de instancias que se guardarán.

Cuando la antigüedad de la instancia más reciente se aproxima al intervalo de RPO, vSphere Replication comienza a crear una nueva instancia de réplica. La hora de inicio de la operación de sincronización en la hora de la nueva instancia. Cuando la operación de sincronización finaliza, vSphere Replication evalúa las instancias de réplica existentes para determinar cuáles se deben guardar:

  1. La granularidad de la directiva de retención se determina con base en la configuración de replicación. Por ejemplo: si configuró vSphere Replication para guardar 3 instancias durante el día anterior, significa que desea guardar 3 instancias de réplica distribuidas en forma relativamente uniforme durante un periodo de 24 horas. Esto se traduce en una instancia en un intervalo de 8 horas, es decir, que la granularidad de la directiva de retención es de 8 horas.

  2. La hora de la instancia que se guardó más recientemente se redondea a la hora de la ranura más cercana. Si la granularidad es de 8 horas, las horas de ranura son 0:00, 8:00 y 16:00.

  3. Se cruzan las instancias que se encuentran entre la hora de ranura más cercana y la última instancia guardada. Supongamos que la hora de la última instancia guardada es 10:55. Siguiendo el ejemplo, el valor de hora de ranura más cercana es las 8:00 en punto. Supongamos que el RPO es de 1 hora y que cada operación de sincronización tarda 5 minutos. Entre las 8:00 en punto y las 10:55, la ranura contiene una instancia de 8:55 y una instancia de 9:55.

  4. Se guarda la instancia más antigua que sea más reciente que la hora de ranura más cercana, mientras que el resto de las instancias de este espacio se eliminan salvo la última instancia que siempre conserva vSphere Replication. Según el ejemplo, se guarda la instancia de 8:55 y se elimina la instancia de 9:55. La instancia de 10:55 es la última que se creó, por lo que también se guarda.

  5. La hora de ranura se reduce en función de la granularidad de la directiva de retención y se realiza una comprobación para determinar cuál es la instancia más antigua que se encuentra entre el inicio de la ranura actual y el inicio de la anterior. Se eliminan las instancias que están a punto de caducar en la ranura.

  6. Se analiza el número de ranuras con instancias guardadas. En caso de que el número de ranuras con instancias guardadas sea superior al número de ranuras que determina la directiva de retención, la instancia guardada más antigua caduca y se elimina. La instancia guardada más reciente no se incluye en este recuento. En el ejemplo, se eliminaría una instancia que se hubiera guardado para el intervalo de 8:00 a 16:00 del día anterior.

El número de instancias de replicación que vSphere Replication conserva depende de la directiva de retención configurada, pero también requiere que el período de RPO sea lo suficientemente breve para que se puedan crear estas instancias. Dado que vSphere Replication no comprueba si la configuración de RPO creará suficientes instancias para conservar, y no muestra ningún mensaje de advertencia si el número de instancias no es suficiente, deberá asegurarse de configurar vSphere Replication para que cree las instancias que desea conservar. Por ejemplo, si configura vSphere Replication para que conserve 6 instancias de replicación al día, el período de RPO no debe superar las 4 horas, de manera que vSphere Replication pueda crear 6 instancias en 24 horas.