Las recuperaciones de prueba le permiten verificar que los datos de origen se repliquen correctamente en el sitio de destino.

Cuando inicia una tarea de replicación hacia la nube, Disaster Recovery to Cloud crea una máquina virtual marcadora de posición en el centro de datos virtual de destino. Si la replicación usa una propagación, esa propagación es la máquina virtual marcadora de posición. La máquina virtual marcadora de posición no está visible en la red y quedará inaccesible hasta que la recupere o ejecute una recuperación de prueba.

Nota:

Durante la recuperación de prueba, Disaster Recovery to Cloud no crea una copia de la máquina virtual recuperada. Cuando ejecuta una recuperación de prueba, la máquina virtual marcadora de posición se vuelve a configurar y a conectar a la red de prueba seleccionada para que pueda iniciar sesión y verificar el progreso de la replicación.